jueves, 26 de enero de 2017

San Vicente Martir - Roda de Isábena - Huesca



A la vez que Felicitamos a Vicente, aunque con unos días de retraso, vamos a hablar, como no, de su patrón ¡San Vicente!

Un santo que es venerado a lo largo de nuestra geografía


San Vicente en la portada catedral de Roda
Vicente no solo está unido a él por su nombre, también porque es Rotense, nacido en la localidad de Roda de Isábena, el pueblo más pequeño de nuestra geografía que tuvo una catedral, hoy ex catedral, pero de gran valor, que da vida a la localidad. Esta catedral está dedicada a San Vicente, estoy segura habrán festejado su celebración

Pero San Vicente no solo se honra en Roda, también en su capital Huesca, se va abriendo su conocimiento como segundo patrón que es de la ciudad


Ha sido este fin de semana, se ha acercado la figura de su copatrón    a través de visitas guiadas a los puntos que marcaron la vida del santo en la ciudad, cuyo objetivo es que San Vicente sea cada vez más conocido

La Asociación Ciudad Vicentina está trabajando para la puesta en marcha de una ruta de peregrinación entre la capital oscense y Valencia, ciudad que también honra a San Vicente   

Además de las visitas guiadas se ha celebrado una multitudinaria misa en la que se han repartido naranjas bendecidas 


Huesca desde la época medieval está unida a tres mártires de importancia universal: San Lorenzo, San Vicente, ambos patronos de la ciudad y San Jorge

San Vicente murió el 22 de enero del año 304, durante la última persecución del imperio romano contra los cristianos. Fue detenido en Zaragoza junto al obispo San Valero y trasladado a Valencia, donde se le martirizó

Una vez muerto, lo arrojaron al mar atado a una rueda de molino para que sus restos desaparecieran, pero parece que sus restos aparecieron milagrosamente en la playa), Valencia como lugar en que fue martirizado también lo venera  

Cuenta Gonzalo de Berceo que san Lorenzo y San Vicente eran oscenses de nacimiento

San Vicente en Huesca tiene dedicadas dos iglesias que para diferenciarlas les han añadido el adjetivo del Alto y el Bajo

San Vicente el Alto fue una mezquita que se cristianizó en honor del santo después de la conquista de Pedro I de Aragón en 1906, ahora es un convento de monjas carmelitas calzadas, el Convento de la Asunción, es un edificio de tres  plantas realizado en labor de ladrillo 




San Vicente el Bajo Iglesia de San Vicente el Real,  está situado junto a una de las puertas de la muralla y pertenece a los jesuitas desde hace cuatro siglos, se conoce como “La Compañía”


Fachada de ladrillo cara vista. En su sobria fachada una imagen del santo y en su interior decoración de estilo barroco, con grandes lienzos que representan escenas de la vida y martirio de San Vicente. 



Según la tradición San Vicente el Bajo fue la casa de sus padres y donde nació el santo y San Vicente el Alto fue la casa donde Vivian sus abuelos

En la actualidad la fiesta religiosa al santo se celebra alternativamente en cada una de las dos iglesias

Las fiestas que todos los años se celebran   en honor al santo se realizan desde mediados de enero hasta el día 22 su festividad, participando el ayuntamiento y las asociaciones culturales y deportivas  

Un acto popular es la hoguera en la tarde del 21 en la que se reparten patatas y longanizas asadas 

Este año se anunció que a las 16,30 horas, del sábado 21 , habría hoguera en la plaza de San Demetrio Segura, con degustación de patatas asadas, reparto de longanizas y churros

Estaban previstos 1200 kg de patatas, 320 barras de pan, 320 kg de longaniza y 4250 kilos de leña

A las 12 se inició la ruta Vicentina teatralizada que partió de la iglesia de San Vicente y los días 22 y 23 de enero se realizaban visitas guiadas a los lugares vicentinos, el día 22 domingo estaba prevista una misa en la iglesia de San Vicente, El Real

Otro acto tradicional del sábado es la ronda a cargo de la Agrupaciones folclóricas, le siguen diversos actos como conciertos, certamen de jotas, deportes etc.  

Arco de San Vicente / Huesca
Detalle parte superior
El Vicente de Huesca, o San Vicente Mártir fue diacono de San Valero de Zaragoza, capturado y torturado bajo Diocleciano venerándose por tanto como mártir 

Cuenta la tradición que se encargó de predicar la fe motivado por un impedimento que le afectaba al habla al obispo Valero

Valero y Vicente fueron prendidos en el año 303 por orden del gobernador Publio Daciano y trasladados a Valencia, a Valero lo condenaron al destierro y a Vicente lo torturaron hasta morir, que aun siendo la fecha imprecisa por tradición se le asigna el 22 de enero del año 304 ó 305 

Dice la leyenda que antes de morir convirtió a su verdugo

Su cuerpo fue trasladado a una basílica fuera de los muros de la ciudad conocida como San Vicent de la Roqueta 

La reliquia de un brazo de Vicente se halla en la catedral de Valencia, el otro brazo se halla en la catedral de Braga

Suelen pintarlo con vestimentas de su rango y acompañado de un cuervo y una rueda de molino, símbolos de su martirio

San Vicente en prisión
En Valencia que celebra sus fiestas patronales el 22 de enero, además de ser patrón de la ciudad, es patrón del gremio de sastres y modistas

También es patrono de la Orden de Diacono de la Diócesis de Bérgamo en Italia, de San Vicente Tancuayalab, San Luis Potosí México

San Vicente martir arrojado al Muladar
Martirio

Parece que primero fue colocado en una cruz de aspa y después en la catasta (potro de tortura en el que se descoyuntaba al condenado), le azotaron, le abrieron las carnes con unas de garfios de acero y no pudiendo diezmar su resistencia Daciano ordenó que fuese desollado y colocado en una parrilla de ascuas. Siendo más tarde arrojado a una mazmorra en la que falleció, fue arrojado a un basurero en el que su cuerpo fue defendido por cuervos para evitar el ataque de otras alimañas. Entonces su cuerpo, metido en un pellejo fue arrojado al rio Turia atado a una rueda de molino, buscando hacerlo desaparecer, milagrosamente fue devuelto a la orilla recibiendo sepultura las afueras de Valencia

Más tarde se trasladó a Lisboa en cuya catedral reposan sus restos

Fuentes consultadas: Wikimedia, Ayuntamiento de Huesca, fotos de la red

lunes, 23 de enero de 2017

El Oiseau Blanc (Pajaro Blanco) - Frances



En Dominio público - Creatiove Commons

Avión biplano que desapareció el 08 de mayo de 1927, con sus dos pilotos, los franceses Charles Nungesser y François Coli

Esta desaparición se considera como uno de los mayores misterios de la historia de la aviación, una investigación sugiere que el avión se habría estrellado en el Océano Atlántico por encontrarse con una fuerte turbonada o un fuerte banco de niebla. Otros estudios piensan que el Oiseau Blanc puso llegar a Terranova (continente americano) estrellándose en esta isla 


El Oiseau Blanc intentaba realizar el vuelo entre Paris y Nueva York, sin escalas

Fue el estadounidense Charles Lindbergh el primero que completo esta travesía a bordo del Spirif of Saint Louis, lógicamente en sentido contrario

Aunque el Oiseau Blanc no completo su misión en Francia hay varias ciudades que tienen calles con los nombres de los pilotos desaparecidos y existen varias películas y canciones sobre esta nave, también se erigieron memoriales en el Aeropuerto de París-Le Bourget, punto desde el que partió y en Étretat punto desde el que se le pudo observar por última vez 

Imagen en Dominio Público - Creative Commons

Terminada la Primera Guerra Mundial, se intentó demostrar que la aviación tenia utilidad en momento de paz y se establecieron todo tipo de nuevas marcas, distancia, altitud, velocidad…  Así, el piloto estadounidense Albert Cushing Read, efectuó un vuelo entre Long Island en Estados Unidos y Plymouth en Inglaterra, empleando 23 días y realizado 5 escalas.  Esto motivo al empresario Raymond Orteig a ofrecer un premio de 25.00 dólares al primer piloto que efectuara un vuelo trasatlántico sin escalas entre Nueva York y París dando un plazo de cinco años para conseguirlo 

Se cumplió el plazo de los cinco años sin que ningún piloto consiguiera completar este desafío y el empresario decidió renovar la competición por otros cinco años, el primero en inscribirse fue el francés François Coli

Patrick Demory - Creative Commons

François Coli, era un veterano de la Primera Guerra Mundial, condecorado con la Legión de honor, realizó varios vuelos alrededor del mar Mediterráneo, pero a partir de 1923 se dedicó a realizar un vuelo transatlántico que pensaba realizar con su compañero en la guerra Paul Tarascon, reconocido as de la aviación, un accidente destruyó su avión provocándole graves quemaduras que hicieron abandonara la aviación durante uno años. François Coli ante esto contacto con Charles Nungesser, aviador muy experimentado y que además estaba estudiando la posibilidad de   este vuelo necesitando un navegador experimentado como Coli. Consiguieron el apoyo del constructor aeronáutico Pierre Levasseur y del fabricante de motores Lorraine-Dietrich, comenzando los preparativos para este viaje  

Patrick Demory - Creative Commons
A pesar de que los vientos no les eran demasiado favorables decidieron partir desde París, simplemente por razones simbólicas, y aunque François Colín se había inscrito en el premio Orteig, el cambio de compañero y otros detalles hicieron que ese vuelo no contara para el premio, pero a él le importaba más conseguir una nueva marca que el premio económico. 


En la construcción del Oiseau Blanc, un Levasseur PL 8, desarrollado a partir del Levasseur PL 4 participaron activamente Coli y Nungesser, el motor utilizado fue un Lorraine 12 Eb de doce cilindros 




El avión una vez concluido y realizadas las pruebas pertinentes, fue bautizado como Oiseau Blanc, (pájaro blanco) en honor a un jefe indio de Wyoming que había conocido en 1925, las alas y la deriva fueron pintadas con el tricolor francés, azul-blanco-rojo y Nungesser hizo que se le pintase a cada lado del fuselaje su insignia personal: una calavera con dos tibias entrecruzadas, con un ataúd y dos candelabros por encima y como fondo un corazón negro. Esta es la insignia con la que se hizo conocido entre los pilotos de la Primera Guerra Mundial


El avión estuvo terminado en abril de 1927 y a continuación se le realizaron varias pruebas hasta la partida, eliminándose todo peso que no se considerara necesario, hasta tal punto se buscó bajar el peso que el tren de aterrizaje se diseñó para ser desechado después del despegue, ya que su pretensión era amerizar delante de la estatua de la Libertad al llegar a Nueva York  

François Coli pasó el invierno estudiando a ruta a seguir, era un buen y experimentado navegador pues tenía experiencia en navíos mercantes, busco la ruta más corta, eligió mayo para realizar la aventura


El Oiseau-blanc despegó el puerto de Paris-Le Bourget a las 5 y 18 minutos, cerca de Gonesse, se desechó el tren de aterrizaje (fue la única pieza que se recuperó del avión, hoy está expuesta   en el Museo del Aire y del Espacio en Bourget, según testimonios lo pilotos sobrevolaron todas las   ciudades francesas, previstas, sin problemas hasta Étretat ultima ciudad en la que se les divisó, el avión en ese momento volaba a una altura de 200-300 m y una velocidad de entre 130-150 km/h , durante el recorrido fue avistado por el submarino británico H 50 cerca de la isla  de Wight, más tarde  en la ciudad  irlandesa de Dungarvan  y por un obispo  en Carrigaholt


El 9 de mayo una gran multitud se concentró para contemplar el amerizaje que Nungesser y Coli tenían previsto realizar frente a la Estatua de la Libertad, ante la demora comenzaron los rumores, en Francia el Aeroclub anunció el éxito del vuelo y la prensa comenzó a preparar titulares. Pero las autoridades de Estados Unidos desmintieron la información anunciando que los pilotos no habían llegado a Nueva York, el combustible que portaban les daba autonomía para 40 horas, pasado ese plazo sin que aparecieran, comenzó la inquietud y tanto el avión como su tripulación s e dieron por desaparecidos 

Inmediatamente comenzó la búsqueda, primero se pensó en un accidente en el Canal de la Mancha y varios barcos y aviones rastrearon la zona sin éxito, se abandonó esta búsqueda ya que existían testimonios que aseguraban que el avión había cruzado el canal

También la marina canadiense y estadounidense hicieron una gran búsqueda sin resultado, la búsqueda oficial termino el 9 de junio, aunque el aviador australiano Sídney Cotton siguió la búsqueda por sin cuenta hasta julio, pero sin resultado alguno 

En 1980 se retomó el caso realizando una nueva investigación sobre el tema, Se intentó reconstruir el recorrido del Oiseau, este había sido visto en varias ocasiones coincidiendo los horarios con los planes previstos, según los informes meteorológicos, no debieron encontrar mal tiempo hasta después de atravesar el meridiano 40, estimaron que los aviadores tendrían que haberse desviado en plena noche hacia el norte para evitar los fuertes vientos y nevadas y estos les habría llevado a tener que realizar un mayor recorrido, los investigadores llegaron a la conclusión de que el avión debió de llegar con retraso a Terranova, pero se habían quedado sin combustible, obligándoles a aterrizar en algún lugar desconocido, pero no podía afirmarse con seguridad

En 1990 el escritor francés Charles Garreau escribe un libro desarrollando diversas hipótesis acerca de la desaparición de Nungesser y Coli, según él, el avión se había estrellado debido a alguna deficiencia en las alas que originó la pérdida de control, o a causa de haberse quedado sin combustible



Se realizaron expediciones diversas en busca del aparato, pero se desistió por falta de resultados 

Dieudonné Costes y Joseph te Brix que fueron los primeros en atravesar el atlántico Sur sin escalas lo hicieron en un avión, Un Breguet 19 que fue bautizado con los nombres de los dos pilotos desaparecidos 



Fuentes consultadas: Wikimedia